SI A GRECIA, NO A BRUSELAS

Cuando los intereses económicos de una minoría pretenden sojuzgar los derechos de todo un pueblo, independientemente de fronteras o idiomas, debemos unir nuestra voz para defender a nuestros compañeros y compañeras.
Debemos defender al pueblo griego de los intereses egoístas de una oligarquía económica que antepone la macroeconomía a las necesidades de la gente. Que considera que un país se recupera no cuando su gente vive mejor, sino cuando ellos ganan más e incluso que promueven las crisis para hacerse más ricos.
Debemos defender al pueblo griego, sobretodo, porque es lo justo… pero debemos luchar junto al pueblo griego porque si no paramos esto ahora los siguientes seremos nosotros.

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.”

Poeta Martin Niemoller