NOTA DE FVP RESPECTO AL TERCER RESCATE

Desde la Fundación Viento del Pueblo entendemos que es demasiado fácil criticar las decisiones y el proceso negociador que el partido político Syriza está llevando a cabo en Europa, máxime cuando no vivimos los graves estragos que la política del BCE ha impuesto al país heleno.

Sin embargo, esta fundación sí que cree que un partido gobernante no debe ser más que la voz de un pueblo y Grecia ha dejado bien clara cuál era su postura. La nación griega de manera “rotunda” ha dicho NO a las pretensiones de la UE, ha dicho NO a vender su futuro y ha dicho NO a un tercer rescate bajo las condiciones de la Troika. Esa decisión debe ser respetada, amparada y defendida por el gobierno de Alexis Tsipras.

Un gobierno en su mayoría ocupado por responsables de un partido que se autoproclama de izquierdas, puede verse obligado a cierto pragmatismo si con ello mejora las condiciones de su pueblo, pero nunca traspasar unas líneas rojas que por su ideología deberían ser innegociables.

Hoy el gobierno de Tsipras ha dejado muy atrás estas líneas con su propuesta para el tercer rescate. Que en su propia propuesta abogue por privatizaciones, eliminación de prejubilaciones y cargar con nuevos impuestos a aquellos que cobran menos de 12.000€ no solo incumple flagrantemente el programa por el que el pueblo griego le dio su confianza, sino que le hace abandonar la senda de la izquierda y el cambio social.

Pero si finalmente acepta la contrapropuesta de la UE, que de facto implica la adopción de medidas completamente neoliberales que redundarán en la pérdida de derechos y libertades del pueblo griego, entonces no solo Syriza no será de izquierdas sino se convertirá en una herramienta más de la oligarquía europea y un elemento de sustento del sistema actual.

¿Cómo llamar sino a un partido que permite la privatización de bienes estatales por un valor de 50.000.000€, que carga con impuestos a los que menos tienen, que acepta la creación de un organismo de privatización independiente del gobierno, otorga a responsables extranjeros pleno control del gobierno en materia económica (los temidos hombres de negro)….?

Desde la Fundación Viento del Pueblo esperamos y confiamos en que la Coalición de Izquierda Radical (Συνασπισμός Ριζοσπαστικής Αριστεράς) defienda la voluntad del pueblo griego y ante las presiones de los intereses económicos europeos avance en el camino de la igualdad y la justicia social sin someterse a las imposiciones, no solo económicas, sino políticas de la UE.

Así como todavía tenemos la esperanza de que Syriza aproveche la oportunidad para avanzar hacia un verdadero cambio de sistema en Grecia que parta de impuestos directos para las grandes fortunas y no para los trabajadores, que generen empleo a través de la creación de empresas estatales y que refuercen los servicios públicos para paliar los efectos de la crisis impuesta pese a que ello pueda conllevar una nueva moneda o el impago de una deuda ilegítima.